Translate to your language/Traduisez/Traduzione

viernes

El Otro

El poema visual debe ser un signo inaugural que abra caminos. Establecer fronteras frágiles entre el hacer y el pensar, en un dialogo intenso y constante que fructifique en obra de arte. La necesidad de producir y formalizar obras materiales desde nuestra abstracción parece inherente a nuestra naturaleza.
¿Qué nos hace avanzar sino? ¿Cuál es nuestro motor? Dar forma al pensamiento.
¿Dónde comienza la plástica y dónde acaba la realidad?¿Dónde la fotografía y dónde la vida?¿Donde nosotros y dónde nuestro entorno?
Nuestros paisajes mentales tatúan nuestro sensor desde lo real. Nuestro cerebro quier ser contemplado y leído. Cada foto nuestra es en realidad palabra muda de nuestro lenguaje personal, que es en realidad nuestro ser. Y por ello fotografiamos o realizamos algún atrevido fotomontaje de varias de nuestras fotos. Como éste.
No soy partidario de los fotomontajes, pero partiendo de tres fotos reales de París y Barcelona quise plasmar un momento dramático, el momento en que un personaje semioculto en la noche descubre paralizado por la sorpresa, el pánico, el desencanto ...que su esposa se halla con el Otro.

hgr

Os dejo con Borges:

Estar contigo o no estar contigo es la medida de mi tiempo. 
Ya el cántaro se quiebra sobre la fuente, ya el hombre se 
levanta a la voz del ave, ya se han oscurecido los que miran por las ventanas, pero la sombra no ha traído la paz. 
Es, ya lo sé, el amor: la ansiedad y el alivio de oír tu voz, la espera y la memoria, el horror de vivir en lo sucesivo. 
Es el amor con sus mitologías, con sus pequeñas magias inútiles. 
Hay una esquina por la que no me atrevo a pasar. 
Ya los ejércitos me cercan, las hordas. 
(Esta habitación es irreal; ella no la ha visto.) 
El nombre de una mujer me delata. 
Me duele una mujer en todo el cuerpo.

5 comentarios:

Joselu dijo...

Un momento realmente dramático expresado en una gama de azules del mar y del cielo. El famoso Beso de Rodin sirve de centro de la imagen. Un hombre esbelto y musculoso abraza apasionadamente a una mujer a la que acaricia tiernamente y con seguridad. Tal vez sea esa seguridad en el placer, en la relación, la que paralice al personaje en el segundo plano que contempla desnortado la escena ante la cual solo le toca ser terrible víctima o voyeur de la misma. Una combinación extraña la que has recreado y que no llego a entender qué mecanismo en el subsconsciente te ha llevado a ella. Está bien compuesta y bien ideada y a uno le asalta la fantasía tal vez de ser el hombre que abraza y besa a esa sensual y bella mujer, mucho más que el pálido fantasma que observa en segundo plano ese beso en plenitud de erotismo y deseo.

XuanRata dijo...

Imagino una exposición de poemas visuales en una sala silenciosa, bien iluminada, donde tus palabras escritas la presentan y abren la puerta a un lugar donde algunas fronteras quedan suspendidas.

Un abrazo.

Alfredo Oliva dijo...

Una imagen muy potente, una metáfora visual. Esa sombra del otro que observa está tan cerca. Aunque no se interpone.
Recuerdo haber titulado una entrada en mi blog de la misma forma, y también utilicé un texto de Borges para acompañar a la imagen. Aunque fue el inicio de su relato "El otro".
Curiosa coincidencia.
Un abrazo

Remei dijo...

Mai he fet un fotomuntatge ... aquest m'agrada tot i la desolació que transmet.
Som presos dels nostres pensaments en massa ocasions, això sempre em va espantar a l'hora de fer públiques algunes de les meves fotografies ... però suposo que aquí entra el poder de decisió de cada persona, el poder que atorga la necessitat de compartir.
M'agrada amic, has fet una bona feina ...
Abraçades.
Si em permets un pensament ... a B & N m'agradaria veure-la, és una idea que ha arribat al meu cap ara mateix ...

César HDiago dijo...

Tres momentos, un pensamiento y una gran metáfora. Soberbia.

Europe Photobloggers

Buscador universal de información fotográfica

Loading

Mi lista de blogs