Translate to your language/Traduisez/Traduzione

domingo

Los hay que saben vivir

En una repisa caliente, oyendo el dulce canto del canario por un lado y el rumor del oleaje del mar (situado a apenas diez metros). Tumbado al "dolce far niente".
Este gato tuno y mediterráneo sabe montárselo bien. Yo lo he intentado imitar este fin de semana a ratos y he llegado a esa conclusión: los hay que saben vivir.

Los hay que saben vivir

10 comentarios:

Manolo dijo...

Indudable: Saben vivir mejor que nosotros.
Agradable virado.
Un abrazo.

Albert dijo...

Pues no se yo, el gato tiene pinta de querer merendarse al canario, cosa que, por cierto, parece imposible. Y en lugar de retozar plácidamente, espera paciente, que lo imposible se haga realidad..
Y el canario canta con voz aflautada una octava mas alta de lo normal, producto del estrés de pensar que, imposible, solo es una palabra.
Y dicho todo esto, y hablando en plata... si, los gatos de "casa" viven de puta madre.
La foto como siempre, perfecta

Jorreto dijo...

Ese gato está lo suficientemente gordo, muy gordo, como para pensar en echarle mano al canario... hace tiempo que, de poder y hacerle falta, lo hubiese hecho. Mas bien se le vé plácidamente tranquilo, sin ese puntazo del hambre..
Limpia y aseada, como pa ir de boda...
Un abrazo,

Albert dijo...

Mi gata está igual o mas gorda y bien alimentada... pero se zamparia al canario por puro deporte... en realidad no sería el primer "pájaro" que despluma...

Remei dijo...

Que belleza...y que relax...ese gato no hace ni "miau" por pereza!
Una gran foto.

XuanRata dijo...

Son muchas generaciones dedicándose a eso mismo. En ellos el saber se acumula y se transmite. No sé si nosotros podemos decir siempre lo mismo.
En cuanto a este gato da la impresión de que ha aprendido a ver el canario dentro de la jaula y ya no necesita ni mirarlo; le basta con tenerlo al alcance.

Un saludo, Josep.

Josep Fábrega Agea dijo...

Gràcies Remei i Xuan Rata.

Josep Fábrega Agea dijo...

Gràcies Albert, Antonio, Manolo

Vittese dijo...

Muy buena toma, el gato se ve inteligente, tranquilo y con mucho "oficio". Eso sí, a la menor oportunidad su instito sería irrefrenable.
Saludos.

A.Muriel Pina dijo...

Tengo una gato persa y tuve un canario y la verdad es que tan sólo el primer día jugaron a Silvestre y Piolín, a partir del segundo tu fotografía refleja a la perfección aquella situación que viví durante varios años. Por cierto, me encanta la instantánea.

Un saludo.

Europe Photobloggers

Buscador universal de información fotográfica

Loading

Mi lista de blogs