Translate to your language/Traduisez/Traduzione

martes

Experimento 10: ¿Dónde estás? Foto y texto: Osselin




A veces alguién desaparece de nuestras vidas, prácticamente para siempre.



DÓNDE ESTÁS


¿Dónde estás?
Es imposible que solo habites
la oscura casa de mis recuerdos
¡Háblame, por Dios!
¿Dónde estás?
dime que no eres un espectro
sentando en el viejo banco
Elevada luz intermitente,
¿Dónde estás?
sin mí
viejo tronco herido
de cicatrices tiernas
como tú.


Poema de OSSELIN


Victor Jara te acompaña , clica en play, por favor.

21 comentarios:

Meme dijo...

He vuelto ahora sin saber por qué
a estar triste más triste que un tintero
Triste no soy o si lo soy no sé
la maldita razón porque no quiero

He vuelto ahora sin saber por qué
a estar triste en las calles de mi raza
He vuelto a estar más triste que un quinqué
más triste que una taza

Estoy sentado ahora en un café
y mi alma late late
de sed de no sé qué
tal vez de chocolate

No quiero esta tristeza medular
que nos da un golpe traidor en una tarde
Pide cerveza y basta de pensar
El cerebro está oscuro cuando arde.

Carlos Edmundo de Ory


Osselin...

Tus experimentos arañan sensaciones en lo más profundo del sentir...

Un abrazo

Javier dijo...

Me gusta la foto y me gusta tu poema, y me encanta "Te recuerdo Amanda" que me lleva a mis tiempos en la universidad, pero especialmente me gusta el pie que le has puesto a la foto. A veces alguien desaparece de nuestras vidas... es asi, sin estridencias, solo un suceso mas en la cadena que conforma nuestra vida. Hay personas que nos acompañan siempre, otras que estan con nosotros solo un poco y otras que tras un tiempo desaparecen... todas contribuyen a que seamos quienes somos.

María te manda un saludo.

Alexis dijo...

y aun hablando con ella
sigue no estando aqui
fantasmas en los pasillos
chocando con los recuerdos
vuelves a verle
y sigue sin estar...

Clarice Baricco dijo...

Duele que se vayan y no nos digan adiós.
La foto impone.
El resto son preciosas.

Saludos.

laura cambra dijo...

¡Hombre! Leyendo lo que escribís y la geografía de tu universo, es más que seguro que disfrutaríamos horas interminables charlando y viendo cómo se dibujan aureolas de café en las cucharitas.
Pero mientras mi cocina –también territorio privilegiado de mis días– y la tuya estén en distintos continentes, más nos vale disfrutar de este vínculo y compartir aquello que, más allá de las distancias, nos une.
Un abrazo,
Laura

Hada de luces dijo...

Creo que aquellos que han estado tan cerca y luego se perdieron tan lejos se llevaron un trocito de mi alma, o se los habré regalado?

Mentacalida dijo...

Solo miro y te pregunto
...¿Donde estas tu?
Hermoso.


Besos

Menta

JuanBM dijo...

Esa libertad artística que te has tomado me parece romper con los límites estrechos en los que nos hemos movido. Sencillamente me encanta. Tienes mucho de niño que experimenta para ver el mundo con ojos nuevos.

laura cambra dijo...

Osselin:
Bellísimos los poemas que dejaste en mi casa.
Es cierto lo de mi ácida sinceridad. También es cierto que hay puentes inolvidables, puentes trascendentes y, sin lugar a dudas, puentes infinitos.
Laura

Felipe Sérvulo dijo...

Josep:
Siempre es un lujo el pasar por aquí: buenas fotos, el lirismo de tus poemas y para remate, la nostalgia del inolvidable Víctor Jara.
Un abrazo, amigo.

Tania dijo...

Olá José:

Igual a Juan, siento tan claro en tu arte esa libertad propia de los niños, que buscan y descubren, que más: reinventan... Me recuerdo de uno de los primeros textos tuyos que he leído hablaban de esa maravilla mantener la mirada de niño. Bueno, son travesuras lo que haces, creo que eso diría el poeta Manoel de Barros - lo que me hizo recordar de un pequeño texto que dejo para ti.

Com um abraço afetuoso. :)

Tania

"Un niño cargando agua en el cernidor. La madre le dijo que guardar agua en el cernidor era lo mismo que robar un viento y salir corriendo con él entre las manos para mostrarlo a los hermanos. Lo mismo que criar peces en el bolso. Aquel niño era dado a despropósitos, quiso edificar los cimientos de su casa sobre el rocío. La madre percibía que al niño le gustaba mas el vacío que el lleno. Decía que los vacíos son mayores, hasta infinitos. Con el tiempo aquel niño desconfiado y extraño que gustaba de cargar agua en el cernidor descubrió que escribir sería como guardar agua en el cernidor. Al escribir percibió que podía ser novicia, monje y mendigo al mismo tiempo. El niño aprendió a usar las palabras, vió que podía travesear con las palabras, hizo muchas travesuras. Fue capaz de interrumpir el vuelo de un pájaro poniendo punto y final en la frase. Fue capaz de cambiar la tarde poniéndole lluvia. El niño hacía prodigios. Hasta hizo una piedra dar flor. La madre le cuidaba con ternura. Le dijo: Mi hijo, serás poeta. Vas a cargar agua en el cernidor por toda la vida. Vas a completar los vacíos con tus travesuras y algunas personas te amarán por tus despropósitos". Manoel de Barros

paula dijo...

¿Quien me presta una escalera?...para desclavar una mirada.
Genial el encuentro con la música y como siempre buena selección.

coco dijo...

Aiamdiayindeeskay, lukinatyu u uuuu...

Preciosa foto, y la de los caracoles, también.

Osselin dijo...

Gracias a todos por vuestros acertados comentarios.
Tania
Has acertado de pleno.
Paula
Bienhallada
Coco
Bienvenido
Felipe
Gracias amigo
Laura Cambra y Hada de luces
Eres una mujer especial
Juan Bm
Gracias maestro
Mentacalida
Gracias artista
Clarice Baricco
Gracias amiga
Alexis
Bienvenido
Javier
Gracias por tus visitas
Meme
Tu yo somos demasiado sensibles a lo poético, pero ya no tenemos remedio.

GonDavid dijo...

Asombrosa composición Josep, para mi de las mejores. Has acertado de lleno con la fotografía y la poesía que la acompaña.

Eres todo un maestro de este arte.

;)

LE MOSQUITO dijo...

A veces, uno se rompe una pata, y no por ello se queda cojo, sólo en pausa.
Otras veces, a uno se le rompe el reloj, o el ritmo se le va con un marinero de muchos labios y pocos amaneceres.
Un abrazo, José. Sigo por aquí, paso por aquí, leo por aquí.

Osselin dijo...

Le Mosquito
Mensaje recibido. Soy un poco lunático y a veces me precipoto.Disculpa.

Helena dijo...

Este experimento Nº10 me ha llegado directamente al corazón.

Inquietante fotografía, y tus letras reflejan el grito de dolor y confusión... Y la canción de Víctor Jara, en la que Manuel ya no volverá.

vera dijo...

oeil de Cain, toujours dans ta tombe te suit, échafaud de la vie qui fauche les plus belles illusions, faut il attendre le couperet ou toujours recoller le corps a l esprit, et l esprit a l' âme qui survit..brume des illusoires rafistolages...il faut fermer les yeux et sauter les obstacles en oubliant Cain.

Nicomedes Truyo dijo...

Estoy aquí, coño!
aquí sentado a la izquierda del hijo
observando desde lo alto
y esperando a que llegue
la hora en que sea la hora

Tú no me ves
pero yo estoy aquí
echándote de menos
mano sobre mano
esperando
esperando...

Cualquier día de estos
me agarro la escalera
y me bajo hasta el cielo
que de tanto esperar
ya casi desespero
que me da por pensar
que desaparezco
prácticamente
para siempre

Osselin dijo...

Nicomedes
Yo también te echo de menos. A ver cuando nos tomamos unas cervezas, pájaro.

Europe Photobloggers

Buscador universal de información fotográfica

Loading

Mi lista de blogs